Es un balneario y caleta de pescadores muy dinámico. En su geografía destaca el Boquerón del Diablo y un túnel de 50 metros, abierto en roca viva, por cuyo canal corren rugientes olas. Los paseos y pesca en bote son actividades usuales. El lugar tiene una caletita escondida conocida como Las Ninfas. También está la playa Naplo, un espacio selecto donde se han levantado lujosas casas. El mar es muy tranquilo. Las islas Galápago, al frente de Pucusana, son el único balneario peruano al que sólo se puede llegar por agua. Alberga lujosas residencias, con una pequeña playa y un mar tan apacible que parece laguna.

Recomendaciones

Te puede interesar