La Marinera peruana, además de ser considerada como “La reina y señora de todos los bailes del Perú”, tiene bien ganado el reconocimiento de “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación”. Sin embargo, esta elegante danza ha pasado de ser un baile, a convertirse en un motivo de orgullo nacional y una de las muestras más valiosas de nuestro folklore. Todo esto hace que conocer más sobre ella sea un deber; y para facilitarte el cumplimiento de este, te contamos algunos datos sobre su historia y los lugares disfrutar de esta galante danza.

¿Por qué lleva ese nombre?

Fue propuesto por don Abelardo Gamarra, “El tunante”, en homenaje a Miguel Grau y la Marina de Guerra del Perú, después de la guerra con Chile. Se le conoció de varias formas: “marinera”, “baile de marinería” o “baile de la marinera”.

¿En qué consiste el baile?

Es sobre el amor. Un hombre conquista a una mujer mediante el galanteo. La acecha con la mirada y el paso cepillado mientras ella, coqueta, admite esa mirada con picardía y expresa su sensibilidad. Se juntan y, con movimientos elegantes, danzan los mejores pasos.

¿De dónde proviene?

El origen de la marinera peruana se da gracias a ritmos africanos, españoles e indígenas. En un inicio se llamó “Zamba cueca” y posteriormente “Zamacueca”. Proviene de la ciudad de Trujillo y por eso es considerada como “Capital de la Marinera Nacional del Perú”.

¿Dónde verlo?

Trujillo celebra, todos los años, un concurso que busca difundir lo mejor de nuestra cultura al mundo, a través de la Marinera peruana. Y este año no es la excepción. Por ello, te invitamos a asistir al 58° Concurso Nacional de Marinera y el 8° Concurso Mundial de La Marinera, que se llevará a cabo del 5 al 28 de enero. Este imperdible evento reunirá a los mejores expositores, nacionales e internacionales, de esta tradicional fiesta.

Ahora que ya conoces algo más de este baile peruano, no te pierdas la oportunidad de deleitarte, junto a tu familia o amigos, con este concurso que te hará sentirte más orgulloso de ser peruano.

Conoce más de la Marinera peruana - Trujillo La Libertad

¡No faltes!