Cuando piensas en Áncash seguro se te viene a la mente la Cordillera Blanca, el Callejón de Huaylas o el complejo arqueológico de Chavín de Huántar, pero debes saber que en esta región también hay bellos paisajes en su costa, exactamente en dos playas ideales para relajarse y disfrutar del sol.

En la provincia de Huarmey se encuentra Tuquillo, una playa con aguas color turquesa entre montículos rocosos cerca a la orilla donde puedes nadar con total tranquilidad. Si ingresas al mar te vas a poder zambullir sin mayor problema, pues sus olas son calmadas y de baja altura.

playa-tuquillo

Muchos conocen a este balneario como la piscina del Océano Pacífico por la tranquilidad que allí se vive, paz que se complementa con los hermosos atardeceres que puedes ver durante la etapa veraniega. También sube al cerro de rocas para que veas todo el paisaje de esta playa y tomes las mejores fotografías desde lo más alto.  

Casma no se queda atrás, en esta provincia ancashina está el balneario Tortugas, cuya ubicación -entre dos cerros-  permite que sus aguas sean perfectas para practicar kitesurf, kayak y motonáutica.

kayak-playa-tortugas

Al llegar a esta playa te puedes encontrar con grupos de lobos marinos, nutrias y tortugas nadando o descansando sobre las formaciones rocosas. También anímate a bucear para conocer diferentes peces coloridos, pulpos y más especies marinas.

Otras actividades que puedes realizar en Tortugas es pasear en autos areneros o deslizarte sobre una tabla en las dunas cercanas a la playa. Por el calor intenso ni te preocupes, pues este balneario se caracteriza por mantenerse refresco con una temperatura por debajo de los 30°C incluso en los meses de verano.

sanboarding-playa

Aprovecha la oportunidad de entrar en contacto con la naturaleza marina y sentir la tranquilidad que te ofrecen estas dos playas de la región Áncash.