En el norte del Perú no solo encontrarás hermosas playas, también hay un lugar con extensos bosques acuáticos, en los que las aguas saladas del mar fluyen en armonía con el agua dulce de los ríos. Se trata del Santuario Nacional de los Manglares de Tumbes, un destino que debes conocer por estas cinco razones que la convierten en una de las zonas más exóticas del país.

1. Hogar del mangle

Entre el mar y los ríos crecen árboles retorcidos llamados mangles, con enormes ramas y raíces que se hunden y sobresalen del agua y la tierra fangosa. En el santuario verás cinco variedades de esta especie, siendo la más común el mangle rojo que llega a medir hasta 25 metros de altura.

manglar-turistas

2. Amplia biodiversidad

Si te atrae la fauna, en los Manglares de Tumbes te sentirás en el paraíso, pues hay una gran variedad de animales como el osito manglero, perro conchero y cangrejo del manglar. También es el sitio ideal para que veas diversos tipos de moluscos y peces.

amplia-biodiversidad

3. Cocodrilo protegido

También puedes conocer Puerto Pizarro, zona de pesca artesanal ubicada a 15 kilómetros del santuario nacional, en donde se encuentra un zoocriadero en el que verás alrededor de 350 cocodrilos de Tumbes en cautiverio, una de las especies en peligro de extinción que habita en esta zona del Perú.

cocodrilo-manglar

4. Encuentro con las aves

Los Manglares de Tumbes es un buen lugar para el avistamiento de aves, allí habitan cerca de 150 especies, de las cuales 19 solo podrás ver en esta región del país como el huaco manglero, gallina del mangle, chiroca manglera, ibis blanco, tijereta y garza tigre. Las islas Matapalo y Las Almejas son dos lugares de este destino donde puedes presenciar una mayor cantidad de estos plumíferos.

aves-manglar

5. Exquisito cebiche

Una de las exquisiteces de la gastronomía peruana se encuentra en el Santuario Nacional de los Manglares de Tumbes, se trata de la concha negra, ingrediente principal de uno de los cebiches más sabrosos del Perú, suculento plato que los lugareños acompañan con poca cebolla, ají, yucas y chifles.

Por estas cinco razones y muchas otras que debes descubrir, date el gusto de navegar por las 2,972 hectáreas de este destino tumbesino que te espera en tus próximas vacaciones.

ceviche-tumbes