Este es un motivo para viajar al norte del Perú y disfrutar de los innumerables encantos que tiene para ofrecer. En este paradisiaco territorio, convergen algunos de los principales atractivos de nuestro país: el sol, el mar y la arena, la gastronomía, la adrenalina y el relax son solo algunos de los componentes a los que nos tiene acostumbrados esta región que desde mediados de julio suma un seductor atractivo a su lista: las Ballenas Jorobadas.

Se calcula que llegan hasta 2000 ballenas por temporada a las playas de Órganos, Cabo Blanco y Punta Sal. Destacan las Jorobadas, que se imponen majestuosas con un inmenso tamaño, de hasta diecisiete metros de longitud y casi cuarenta toneladas. Las emociones que experimentan los espectadores son inolvidables.

Las ballenas llegan a las costas de nuestro país desde la Antártida para reproducirse o dar a luz a sus crías. Luego, retornan a las aguas polares en búsqueda de alimento. Se puede tener la suerte de observar alguna ballena desde la orilla, sin embargo, lo más recomendable para el avistamiento es contratar un tour con agencias -que puede estar incluido en los paquetes turísticos que ofrecen los hoteles de la zona-. Un tour clásico, tomará entre 2 a 4 horas, partiendo muy temprano por la mañana. 

Ballenas Jorobadas en el norte de Perú

¿Deseas verlas?


Encuentra  AQUÍ la lista completa de operadores turísticos formales con los que podrás realizar el avistamiento de Ballenas en Piura y AQUÍ en Tumbes.

Si estás pensando en disfrutar de este cautivador y majestuoso espectáculo de la naturaleza, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Tener en cuenta las recomendaciones para realizar el recorrido marítimo (vestimenta, protección solar, alimentación ligera).
  • La cantidad de pasajeros no debe exceder el número de asientos.
  • Utilizar el chaleco salvavidas según indicaciones del personal a bordo.
  • Identificar al personal de la agencia de viajes y turismo o empresa a cargo del recorrido marítimo.
  • Prestar atención a las medidas de seguridad en caso de incidentes.
  • Cumplir con las pautas de comportamiento durante el recorrido marítimo.
  • En caso de menores de edad, contar con la autorización de sus padres, tutor o representante legal.
  • Respetar y no interferir en la actividad pesquera del muelle.
  • No alimentar a las ballenas, delfines, tortugas, lobos marinos, aves.
  • No arrojar residuos, aceites combustibles al mar utilizados en la actividad de observación y operación de embarcaciones.
  • Las embarcaciones no deben emitir ruidos que alteren la conducta de las especies observadas (música, grabaciones de animales, aceleración del motor, entre otros).

Ballenas jorobadas en el norte del Perú