Ubicado a unos pocos kilómetros antes de llegar a Llapay, viniendo desde Lunahuaná, se encuentra el desvío que lleva a este pueblo. Es un camino en constante subida por aproximadamente 10 km.

Durante este recorrido, el viajero puede apreciar interminables hileras de terrazas ganadas a la montaña, conocidas como las andenerías de Laraos. Posee restos arqueológicos preincas como Wanllapata, Wajramarka, Wayaumarca, Callawarqui y Sinchimarka.

Recomendaciones

Te puede interesar