Sus fértiles tierras nos regalan una gran diversidad de frutos, siendo la chirimoya el cultivo más importante de la zona. De pulpa blanca, suave y de aroma incomparable, es el ingrediente ideal para realizar variedad de dulces, como helados, mermeladas y yogures. En Callahuanca podemos visitar:

Parcelas demostrativas: permite observar el proceso de la chirimoya, desde su cultivo hasta su cosecha, así como comprar las frutas locales.

Mirador de Characán: permite tener una vista panorámica del Valle de Santa Eulalia (caminata de 3 horas).

Piscigranja Piedra Huaca: se puede apreciar el proceso de crianza de las truchas, así como observar las curiosas formaciones rocosas.

Recomendaciones

Te puede interesar