Es un agradable lugar de la campiña cajamarquina dedicada a la crianza de ganado vacuno lechero. Lo particular de esta hacienda es el popular "Llamado de las vacas", quienes acuden disciplinadamente al lugar que les corresponde para el ordeño.

Además del establo, se puede visitar la Casa Hacienda, la laguna artificial, la capilla La Virgen del Carmen y el mirador desde donde se puede observar el verde y colorido horizonte serrano.

Recomendaciones

Te puede interesar