Posee callejuelas, pasajes estrechos, pequeñas plazas y amplias casas. Es la zona más representativa de la antigua Arequipa. Allí se establecieron los sacerdotes dominicos en 1538. Construyeron una ermita para la evangelización de los nativos y así preparar el terreno para fundar una nueva ciudad española.

Recomendaciones

Museo Arqueológico José María Morante de la Universidad Nacional San Agustín
Arequipa

Museo Arqueológico José María Morante de la Universidad Nacional San Agustín

Más información
Vivero Forestal de la Compañía Minera Buenaventura (Orcopampa)
Arequipa

Vivero Forestal de la Compañía Minera Buenaventura (Orcopampa)

Más información

Te puede interesar