Este tramo se integra a la gran red de caminos construidos por los incas en el Chinchaysuyo, a finales del siglo XV y comienzos del siglo XVI. La finalidad era integrar el Tahuantinsuyo. A mediados del siglo XX sirvió para unir los pueblos del nororiente peruano y las principales ciudades como Moyobamba, Chachapoyas y Cajamarca. Gran parte del camino se construyó con piedra caliza labrada y asentada a presión.

Como es una zona de lluvias, presenta un drenaje con acequias en forma transversal y paralela. Mientras se recorre el milenario camino los visitantes, se aprecian ecosistemas conformados por zonas de arbustos y bosque montano.

Recomendaciones

Te puede interesar