Está situada a orillas del río Amazonas, tiene una extensión de 450 hectáreas y alberga aproximadamente 40 monos de 13 especies distintas y osos perezosos.

En la isla se puede observar infinidad de aves residentes. Si se queda hasta el atardecer, las verá en búsqueda de sus nidos. La isla es un verdadero paraíso, por la abundancia de flora y fauna nativa y plantas medicinales. Las salidas y puestas de sol son inolvidables.

Es posible caminar en las plantaciones de árboles frutales y otros.

Recomendaciones

Te puede interesar