Obra de ingeniería hidráulica construida por los antiguos Nasca. De los 46 acueductos encontrados, 32 siguen en funcionamiento, en la actualidad.

Para su construcción se utilizó piedra laja y troncos de huarango que han resistido el paso del tiempo. Gracias a sus conocimientos tecnológicos, los antiguos pobladores de Nasca lograban captar las aguas subterráneas para irrigar las zonas secas, y así combatir las prolongadas sequías.

Recomendaciones

Te puede interesar